Cómo ventilar una casa en tiempos de COVID-19

La ventilación y renovación del aire de un hogar en tiempos de pandemia es un tema que nos preocupa a todos. ¿Pero realmente lo estamos haciendo bien?

Eliminar el exceso de CO2 acumulado, evitar alergias, frenar la propagación de virus… En estos tiempos de pandemia o durante el invierno, ventilar la casa unos minutos resulta insuficiente para mantener un aire completamente limpio y libre de virus.

Entonces, ¿cuánto tiempo debo ventilar las habitaciones? ¿cómo podemos saber si ya están bien aireadas?

Con la ayuda de un detector de CO2 en casa.

Veamos por qué es tan importante la ventilación en una casa, cómo debemos ventilarla y dónde podemos ubicar un detector de CO2 para comprobar correctamente la calidad del aire de un hogar.

 

¿Por qué es tan importante ventilar la casa?

Cuando una vivienda no está bien ventilada, son muchas las consecuencias negativas en las que se puede derivar. Una habitación mal aireada favorece, entre otros:

  • La propagación de gérmenes y bacterias;
  • Bajones de energía;
  • Dolor de cabeza;
  • Dificultad para dormir;
  • Intensificar problemas respiratorios;
  • Tos;

 

Según los datos de la Agencia de Protección ambiental (EPA), una ventilación deficiente en una casa puede elevar considerablemente la concentración de elementos contaminantes como son el CO2 o dióxido de carbono y el monóxido de carbono que suelen generar algunos alimentos, electrodomésticos, humedad del baño, pelos de mascotas, etc.

Por todo esto, para disminuir las concentraciones de contaminantes del aire en espacios cerrados y beneficiar el buen estado de la salud de las personas que conviven en una vivienda, el aire interior debe ser renovado con frecuencia por aire exterior.

 

¿Cuánto se debe ventilar una casa en invierno?

Para una correcta ventilación de una vivienda durante el invierno, una buena forma es abrir varias ventanas para comunicar el aire durante al menos entre 5 minutos varias veces al día. Así aseguras un intercambio de aire completo por toda las habitaciones y rincones de la casa.

Para esta renovación del aire del espacio, puedes usar:

  • La ventilación natural, como ventanas y puertas;
  • Medios mecánicos, como entradas de aire externo;
  • La infiltración, donde el aire externo entra a la casa a través de juntas y rajaduras en paredes, suelos y alrededor de ventanas y puertas.

Para mejorar la calidad del aire de interiores mediante la ventilación natural, lo normal es abriendo puertas y ventanas y bajando las persianas para obtener sombra.

 

Ventilación en tiempos de COVID-19

En pleno tiempo de pandemia, la norma general de la que hablábamos de ventilar la casa durante al menos 5 minutos resulta insuficiente para una correcta limpieza del aire y del hogar.

Para la renovación del aire eficazmente en tiempos de COVID-19, se recomienda ventilar todas las habitaciones de la casa, haciendo especial hincapié aquellas en las que se concentran más personas, el menos durante unos 10 minutos, tres o cuatro veces al día.

 

¿Cómo hay que ventilar la casa durante el confinamiento?

La mejor forma de hacer la ventilación es de forma cruzada, es decir, abriendo las ventanas que se encuentren opuestas para que corra el aire y se renueve más fácilmente.

Los momentos clave en los que se recomienda llevar esta acción a acabo son:

  • Al levantarnos por la mañana. Mientras dormimos, generamos y acumulamos una alta concentración de CO2. Por ello, se debe ventilar durante unos 20 minutos como mínimo, sobre todo las habitaciones.
  • Antes de comer, airear las habitaciones unos 10 minutos, sobre todo donde hemos pasado la mayor parte de la mañana (salón, habitaciones…). Además, es buena hora para que entre el sol por las ventanas y elimine humedad, ácaros y otras bacterias.
  • Después de comer, es el momento de ventilar la cocina para eliminar la humedad y partículas generadas al cocinar.
  • Antes de acostarse. Deberíamos ventilar otros 10 minutos los dormitorios, para que tengan un aire limpio que ayuden a conciliar el sueño.

Además, con la ayuda de un detector de CO2 en casa, podemos saber en todo momento los niveles de concentración de dióxido de carbono para que, en el momento de alcanzar una concentración elevada, ventilemos la casa abriendo ventanas y puertas.

 

¿Cómo se ventila una casa si hay una persona infectada de COVID-19?

En caso de que haya un infectado de COVID-19 guardando el confinamiento en casa, es imprescindible una buena ventilación de la estancia, puesto que puede empeorar los síntomas respiratorios propios del virus.

Para ello, lo más recomendable es que la habitación donde se encuentre la persona permanezca con alguna salida o ventana al exterior por donde pueda tener una buena ventilación que le permita renovar el aire y el ambiente.

 

¿Cómo puedo ayudar a proteger a mi familia con un detector de CO2 en casa?

Un medidor de CO2 es un dispositivo inteligente, pequeño y portátil, que detecta y nos muestra los valores de ppm del aire de un espacio. Cuando la concentración de dióxido de carbono es alta, nos avisa para que podamos ventilar la vivienda abriendo ventanas y/o puertas. 

En el caso de AirGuardian, el medidor de la calidad del aire cuenta con una aplicación desde la que podemos controlar los niveles de varios espacios o dormitorios de manera constante, además de enviarnos notificaciones en caso de superar altos niveles de CO2. 

Aquí puedes ver cómo funciona un medidor de la calidad del aire.

 

¿Qué precio tiene un medidor de CO2?

Si estás buscando un medidor de CO2 barato para casa, lo puedes encontrar fácilmente de diferentes precios por internet. Por ejemplo, el medidor de CO2 AirGuardian está disponible por 189 euros con impuestos incluidos. Ahora también con gastos de envío gratis*.

 

¿Dónde se debe ubicar un detector de CO2 en casa?

Para detectar los niveles de CO2, lo más recomendable es instalarlo a poca distancia del suelo, para asegurarnos de que cuando nos avise de un nivel elevado de dióxido de carbono, aún no haya alcanzado el nivel normal de respiración.

Para ubicar un detector de CO2 en casa correctamente, se debe evitar:

  • Instalarlo en el interior de un mueble.
  • Mantener siempre alejado de elementos de ventilación como puertas y ventanas.
  • Colocar en cada planta de la casa en caso de tener varias.
  • Evitar ubicarlo en una zona donde la temperatura baje de -10°C o sobrepase los 40°C.
  • Evitar lugares húmedos o mojados como cerca de la ducha, del área donde cocinamos…

AirGuardian, al ser un medidor de CO2 pequeño y manejable, puede ser ubicado en diferentes áreas de la casa, pero siempre debe quedar alejado de corrientes de aire, zonas con suciedad, humedad o en el interior de algún mueble.

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados